9.3.07

Cena populista: El rencor de los necios.

Saldrán a la calle. Lo harán hoy viernes, y repetirán el sábado. Y todas las veces que haga falta, que el aburrimiento es muy malo.
Lo hacen por una causa que han hecho suya; se la hicieron ellos mismos o quizás se la dejaron hacer por otros. La excarcelación de De Juana Chaos es un fenómeno que ha invadido las profundidades más íntimas de su odio y su rabia, empujándolos en masa a tomar la calle. Después de todo, sus hipotecas siguen embargando sus vidas, sus sueldos siguen sin sobrepasar los mil euros y en algo han de descargar sus infortunios.

Y es que, piensan y no reflexionan los incautos aburridos y sus resabiados hipnotizadores, al gobierno socialista no le bastaba con permitir aberraciones morales como los matrimonios de maricones y tortilleras; ahora además cae frente al chantaje terrorista. Y España, la que fuera Reserva Espiritual de Occidente, cae en picado al precipicio de la perdición moral, política y social. Por puro vicio del Enemigo Rojo, claro.

De Juana Chaos, asesino de 25 ciudadanos inocentes, ha conseguido volver a casa. Y el mundo abrerztxale parece feliz frente a su particular victoria. Esto es así, y es espinoso explicar desde la corrección política los motivos por los que un hombre visceralmente odiado por la sociedad de nuestro país es devuelto a casa. Del mismo modo, y esto es redundar sobre lo ya dicho mil veces, que fue difícil explicar la excarcelación firmada por el Ministerio de Interior de hasta 56 presos etarras durante el anterior gobierno del PP (14 firmas de Rajoy y 23 del mismísimo Acebes)

No es necesario hablar de hipocresía y oportunismo, los hechos hablan por si mismos.

Evito escuchar ciertos medios, pero es imposible no percibir el profundo odio que desde alguno de ellos se deja sentir hacia el Gobierno socialista. En Telemadrid, medio de propaganda política de la temerosa Aguirre, van más allá, y a los interminables debates de guión y pluma se unen noche tras noche infinitos documentales sobre las víctimas del terrorismo. Puro chantaje emocional que ciega razones y une vísceras contra del Peligro Rojo.

Si atendemos al populismo simplón y burdo que muestran los instigadores de las manifestaciones de estos días, si nos cegamos mirando solo al sol y prescindimos de análisis inteligentes, es fácil acusar. Y así podríamos nosotros tachar a la derecha española de sacar banderas preconstitucionales en sus manifestaciones, de gritar más contra el presidente democráticamente elegido que contra la banda terrorista, de escuchar a representantes en el congreso español comparando la bandera fascista franquista con la republicana (y acusarla de igualmente inconstitucional!!!)

Es fácil entender la irresponsabilidad busca-votos y suicida del partido popular, las razones que conducen a la bajeza humana y política. Y muy difícil explicar, además de posiblemente poco adecuado, la posición del gobierno.

Escucharemos del gobierno alusiones a la caridad o la humanidad, pero la verdad no es ésa. El Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero ha tomado la que posiblemente sea una de las decisiones más inteligentes jamás tomada en la lucha contra el terror de ETA. Zapatero ha salvado al hombre, pero ha matado al héroe.

Y a estas alturas, el peligroso era éste último.

No hay comentarios:

 
inicio