15.10.07

Hasta nunca a la cruz de los “caídos”



En pueblos y ciudades, se fueron levantando por toda la geografía nacional monumentos para recordar a los caídos durante la guerra civil del bando vencedor. Los otros, los enterrados en fosas comunes cubiertas con la vergüenza colectiva de siete décadas de ignorancia, los que dejaron a sus viudas sin pensiones, aun esperan para tener un nicho donde sus hijos puedan ir a llorarles.

No es fácil recordar la historia después de tantos años de sometimiento al aparato propagandístico franquista, que empeñado en enseñarnos quienes “eran los buenos” y quienes “los malos” intentaban justificar el maltrato infligido a “los perdedores”, repartidos por las cárceles o escondidos, sin honores, sin trabajo, sin el pan nuestro de cada día y sin un lugar donde caerse muertos. Ahora es difícil no dejarse arrastrar por la inercia de la comodidad en que nos habíamos instalados para cuestionarnos una realidad que aplastó a media España, pero ¿no es ya hora de despegarnos las telarañas de la desidia?.

Hablamos de una deuda que rebasa los términos económicos y aun así algunos se resisten a que tiremos los monumentos que Franco levantó a su “victoria”, y han puesto el grito en el cielo con la redacción de la Ley de la Memoria Histórica, que simplemente obliga a retirar los símbolos franquistas, iniciativa dejada a las de las administraciones, que habrán de “tomar las medidas oportunas para la retirada de objetos o menciones conmemorativas o de exaltación, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

En Santander próximamente quitarán la estatua ecuestre de Franco. En Cáceres aunque aspiramos a la capitalidad cultural del 2016, seguimos, de momento, recibiendo a nuestros visitantes con una “cruz de los caídos” levantada por el dictador en pleno centro, que a estas alturas ya debería haberse retirado de la vía pública, y no para llevarla al cementerio, como algunos querían, que “ahora” también es de todos.

Milagrosa Carrero

No hay comentarios:

 
inicio