18.10.07

LESBIANAS Y COOPERACIÓN.



Buenas tardes a todas y todos. Bienvenidos a las IV Jornadas de Cooperación Internacional para poblaciones LGBT, organizadas por la Fundación Triángulo de Madrid y por el Casal Lambda de Barcelona.

A mi me habían pedido que trazara unas pinceladas de cómo estamos las lesbianas en España. Pero creo que lo que me han salido son un par de brochazos. Pero bueno……

Hablar aquí de lo que ha sido el movimiento lésbico en los últimos 30 años, sería demasiado largo y prolijo. Ni siquiera en los últimos 10.Sería remontarse al debate entre feminismo y/o lesbianismo entre otras cosas y no parece que éste sea el momento ni el lugar.

En toda Europa, y España y Catalunya no iban a ser menos, el movimiento lésbico -en su mayoría- optó por integrarse dentro del movimiento gay. Si eso ha sido una buena o mala decisión, tampoco es cuestión de discutirlo ahora. Lo cierto es que a cualquiera que se le hable hoy mismo del movimiento gay, le lleva inmediatamente a pensar en los hombres, en los hombres gays y no precisamente en las lesbianas. Quizás porque ellos han luchado por ciertas ventajas, socialmente se les ha visto más y han tenido mucha más representatividad; económicamente han tenido siempre más poder adquisitivo y ello ha llevado a que sean considerados una parte “muy apetecible” para las empresas: hablamos del mal llamado “mercado rosa”; y digo mal llamado porque seguro que no todos los gays aquí presentes tienen esos sueldos de ensueño y por supuesto la inmensa mayoría de las lesbianas tampoco .Esa visibilidad social y en los medios de comunicación, además de ese mayor poder adquisitivo, les ha llevado a estar mejor situados en las esferas de poder.

Es cierto que para muchas y muchos de los que estáis aquí hoy, España (y Catalunya en particular) se ha convertido en un referente internacional. Se han conseguido avances importantísimos para el movimiento LGTB, a señalar dos: la Ley de Matrimonio Homosexual y la Ley de Identidad de género.

En cuanto a la primera quisiera aquí haceros una pregunta: ¿creéis de verdad que son iguales dos matrimonios, uno compuesto por una pareja masculina y otro por una femenina?. Mi respuesta es que no, son iguales ante la ley, pero no lo son en la vida real y práctica; aún en el caso de ponerlas en la misma situación, que ambos miembros de la pareja trabajen, la diferencia que se produce en los ingresos de ambas son tan notables que no podemos hablar de igualdad.

En cuanto a las lesbianas en particular, creo que se ha producido una desaceleración en el movimiento. Mientras que hemos estado implicadas en la lucha por las libertades de las mujeres en general: divorcio, aborto, etc. y en el movimiento homosexual, como todos sabemos, ello no se ha traducido en un reconocimiento de esta lucha de las lesbianas, no se ha traducido en visibilidad y muchísimo menos en situarnos en las esferas de poder político, económico, administrativo, ni de ningún tipo. Las mujeres más jóvenes que se identifican como lesbianas, ya están viviendo su sexualidad de una forma más lúdica, pero no se está traduciendo en participación ni ciudadana, ni política.¿Será ello debido a nuestra falta de autoestima?,¿será que quienes estamos en la militancia activa no sabemos cómo implicarlas?.

Quizás las soluciones vengan de la mano de tres ejes:

1.- LA VISIBILIDAD

Siempre hemos estado en un segundo plano, por razones históricas y de género. Sigue siendo MUY necesario que las mujeres lesbianas, que han alcanzado un estatus social determinado (políticas, actrices, modelos, periodistas, escritoras, médicas, etc.) pierdan el miedo a decir aquello de “soy lesbiana, sí ¿y qué?”.Porque la falta de referentes sigue siendo escandalosa.

Se ha hecho la revolución burguesa, la revolución obrera, la revolución feminista….¿no va siendo hora de la revolución lesbiana?.

2.- AMBITO LABORAL

Queda aún mucho por hacer en los puestos de trabajo y de las empresas. Hay que seguir luchando por la igualdad real de hombres y mujeres en cuanto a los salarios. Pero también en cuanto a los derechos inherentes a las trabajadoras. Hoy por hoy, es muy probable que cuando una lesbiana comunique a su empresa que se va a casar con otra mujer y reivindique los días que le corresponden por matrimonio, antes o después acabe en la calle. Ya se cuidará muy mucho la empresa de reconocer que te están echando porque eres lesbiana, pero la realidad es otra muy distinta y todos la conocemos.

3.- AMBITO EDUCATIVO

No se trata sólo de la educación reglada y académica, presencia en las escuela se institutos. Si no de políticas reales y efectivas en todos los ámbitos: político, administrativo, laboral, sanitario, etc.

Se trata de que en la asignatura de Educación para la ciudadanía estén incluidos los temas que competen a la comunidad LGTB.

El Grupo que aquí me encuentro representando, el “Espai Lésbic Lambda d’Estudis”, conocidas por Grup ELLES, en su escrito fundacional es bien claro:

Es un espacio donde se permite buscar referencias individuales y colectivas, formarse e informase del tema del lesbianismo para saber como tratar, aceptar y defender nuestros derechos en igualdad de condiciones al resto de las reivindicaciones o del propio movimiento homosexual.

Analizar el papel de la mujer lesbiana, desde el punto de vista individual y social, jurídico y político, histórico y cultural, son las bases sobre las que se mueve este pequeño grupo de estudio. Conscientes de que la imagen social sobre el lesbianismo esta llena de carga negativa, y bastante lejos de estar exenta de mitos y estereotipos, este grupo pretende ofrecer una aproximación abierta positiva y plural de lo que hoy en día es una mujer lesbiana.

Queremos encontrar las estrategias que positivicen las vivencias personales y colectivas. Y que estas aporten argumentos para deshacer prejuicios, facilitando el acceso a todo tipo de recursos a las mujeres lesbianas o a cualquier otra persona que desee o necesite acercarse a estos temas.

La comunidad lésbica debe luchar por salir de los ghettos, porque es algo profundamente terapéutico: nos sana de las heridas del silencio, del secreto, de la invisibilidad, de las mentiras, del miedo, de la incomprensión, de la intolerancia,…. Pero también es algo profundamente educativo: afirmar nuestro derecho a ser diferentes, formar a las generaciones presentes y venideras en el respeto a las diferencias, en la convivencia, en la libertad y, todo junto, implica hacer efectiva una democratización de la sociedad en que vivimos.

Por otra parte la misma comunidad lésbica necesita un proceso de reeducación que nos permita la creación de imágenes liberadoras, que combatan los tópicos lesbofóbos, y nos permita aceptarnos a nosotras mismas.

Esta es una deuda que la sociedad tiene con cada una de las lesbianas.

Pero estamos aquí sobre todo, para escuchar a estas compañeras y compañeros que han venido de países dónde la realidad social y política es bien distinta, incluyendo en algunos casos países dónde la homosexualidad sigue siendo delito y puede llegar a comportar pena de muerte.

Nuestro grupo siempre ha creído que la cooperación entre entidades, ya sean nacionales o internacionales, es la única manera de tirar adelante proyectos que nos competen a todas y todos. Escuchemos pues, qué es lo que nos tienen que contar y tratemos de encontrar las mejores soluciones, sin dejarlas pasado mañana cogiendo polvo en un cajón.

Y añado, para terminar: “rendirse, no es una opción”.

Pilar Abruñeiras

Coordinadora Grup “ELLES”

A continuación presentar a KASHA J. NAGAGESERA

Chairperson of LBTI Women Rights Organisation

“Break the Chains”. Y del FARUG

Feedom And Roam Uganda.

En Segundo lugar : Violeta Uman . Fundación triángulo en

Argentina.

Y, por último, a NISREEN MAZZAWI que viene representando a

ASWAT-Palestinian Gay Women

Se abrió el debate.



Más de las jornadas en http://13rosas.blogspot.com/2007/10/momentos-para-oler.html



No hay comentarios:

 
inicio