17.1.08

Gallardón sin esperanza

Entre los quijotescos valores caballerescos hispanos se encontraba la gallardía y la esperanza. Rajoy, con la rasmia que caracterizaba aquel tristemente conocido como el gallego del Pardo, vuelve a adentrarse en la piel del caballero de la triste figura y se ha adentrado en el campo de la gallardía sin esperanza. Más, si no fuera por la guasa, nos deberemos preguntar por esta apuesta mesiánica que desliza a la derecha española al obstinado campo de la extrema derecha. Y mucho más cuando ha declarado la independencia de sus decisiones. Sabido es en España, que cuando hay un declarativo de intenciones, es porque su contrario es el verdadero y está amenazando su conciencia.

Quienes de fuera de la piel de toro, obligan a la derecha española a adentrarse en el fangoso campo de la extrema derecha y que les prometen por su empecinado comportamiento? Porque está clarísimamente claro, que hay una tendencia permanente en el Aznarismo hispano que es el de vivir de rentas a cuenta del fuerte de cada momento. Si en el pasado, ya Indalecio Prieto denunciara al abuelo de Aznar por estimular el mito del Alcazar de Toledo como el mito del retorno del espíritu de los Austrias, (como guiño al austríaco Hitler) hoy nos toca preguntarnos a quien trata de simbolizar el neoAznarista cowboy Aznar. Alguien que es capaz de hasta cambiar de tono y timbre en el lenguaje, al estilo americano, para poder mostrar su espíritu de patética aventura.

Dicen que la primera vez que sucede algo en la historia, ésta se muestra trágica. Pero que la segunda vez se torna patética. Y es que es patético el comportamiento del FIES del Sr. Aznar que se alinea con la extrema derecha norteamericana, que presiona a sus discípulos en la confrontación entre civilizaciones, incluidas las arengas pastorales y patrióticas, en la lucha por el dominio del petróleo y el mantenimiento de un orden caduco sometido al imperio de la fuerza. Esa y no otra es la Esperanza de esa gallardía de quienes siempre fueron valientes con los débiles y cobardes con los fuertes. Hablamos de la derecha española que se ha mostrado incapaz de evolucionar hacia la senda de la democracia.

Zapatero apuesta por el camino del diálogo entre civilizaciones y la no confrontación, ya que es consciente de que es suicida la posición que tiene la extrema derecha norteamericana y su adoctrinada extrema derecha española, que busca pescar en río revuelto para recuperar aquel Paraiso perdido de un imperio americano trasnochado.

El ir a votar. Tomar partido hasta mancharse no es una cuestión intelectual. Es tomar conciencia de los graves momentos que vivimos, que apenas son percibidos por la mayoría de los votantes. Las amenazas de USA a Irán, tienen ya una contraparte en fuerzas derechistas euroasiáticas. Solamente una Europa fuerte, clara, democrática y que distienda la situación puede ser motivo de verdadera esperanza para aquellas personas que amamos la paz justa y no soñamos en dominar la nada. Una nada o nihilismo que siempre fue el punto de partida del año cero de quienes aspiraban a construir sus sueños mesiánicos. Pero ojo de los que se apartan del camino de la civilización porque ellos solo podrán gobernar la nada.

No hay comentarios:

 
inicio