5.2.08

Catalunya sigue liderando las denuncias de tortura por parte de la policía

04/02/2008 | Actualizada a las 18:19h

Barcelona. (EFE).- Catalunya sigue liderando una año más el número de denuncias presentadas en España por torturas, al concentrar 173 de las 720 quejas por malos tratos formalizadas en 2007, cuando los supuestos casos de abusos policiales por parte de los Mossos d'Esquadra crecieron un 132%.

Así se recoge en los datos provisionales de un informe sobre la tortura en España, avanzados hoy en un encuentro con periodistas por el responsable de la Coordinadora contra la Tortura, Jorge del Cura, arropado por el presidente del Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, Mauro Palma, y el ex relator de la ONU sobre Tortura, Theo Van Boven.



Según estos datos provisionales, durante el año 2007 hubo en toda España un total de 720 denuncias por torturas (se recogieron 610 en 2006), de las que 173 fueron presentadas en Catalunya (144 en 2006).



Además de Catalunya, las otras comunidades con mayor cantidad de denuncias presentadas en 2007 fueron Madrid (116), Andalucía (109) y Euskadi (84), lo que según Del Cura se explica porque habitualmente las denuncias se presentan en aquellas autonomías con un entramado social de defensa de los derechos humanos "más desarrollado".



Mauro Palma ha calificado de "alarmantes" los datos recogidos tanto en Catalunya como en el conjunto de España, si bien ha afirmado que se encuentran "dentro de la media europea".



En Catalunya, según los datos provisionales, en el año 2007 se presentaron un total de 173 denuncias, de las que 128 corresponden a supuestos abusos cometidos por los Mossos d'Esquadra.



De esta forma, la policía catalana ha pasado de ser objeto de 55 denuncias por torturas en 2006 a 128 en el año 2007, lo que supone un aumento del 132 por ciento, coincidiendo con el aumento de su implantación territorial en la fase final de su despliegue, que culminará en noviembre próximo.



Durante el año 2007 tuvieron una gran repercusión pública las imágenes grabadas por cámaras secretas instaladas por la consellería de Interior dentro de los calabozos de la comisaría de Les Corts de Barcelona en las que se ve cómo cinco agentes de la policía catalana propinaban malos tratos a dos detenidos.



Los cinco agentes fueron apartados por Interior de su puesto, si bien nueve meses después se les ha levantado esta medida cautelar porque el procedimiento penal abierto contra los agentes aún continúa en fase de instrucción.



Precisamente, sobre la lentitud a la hora de actuar frente a los malos tratos, Theo Van Boven ha denunciado que el juicio consecuente de las denuncias tarda entre cinco y seis años en celebrarse, debido en gran parte de la "gran resistencia" de las autoridades a investigar. "La justicia que se retrasa, es justicia que se niega", ha advertido.



Sobre el anuncio del departamento de Interior de instalar durante este año cámaras de vídeo-vigilancia en todas las comisarías de los Mossos d'Esquadra, tanto Del Cura como Palma han apoyado esta medida si bien han subrayado que "lo importante es saber quién controla las cámaras".



En el conjunto de España, únicamente han bajado las denuncias interpuestas contra la Policía Nacional (en un 30%), porque, según Del Cura, este cuerpo ha dejado de controlar los dispositivos antidisturbios en varias autonomías.



En cambio, han aumentado las denuncias por presuntas torturas contra la Guardia Civil (en un 32%, al pasar de 50 a 66), las policías locales (54%, al pasar de 133 a 205), la Ertzaintza (128%, al pasar de 21 a 48) y los funcionarios de prisiones (5%, al pasar de 73 a 77).



Según Palma, los principales problemas en España respecto a malos tratos a detenidos y presos son la "impunidad" de las autoridades, la masificación en las cárceles y el "inusual mecanismo jurídico que permite aplicar la incomunicación hasta los trece días".

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080204/53433153522.html

No hay comentarios:

 
inicio