6.7.08

SEMANA NEGRA: Presentación de la revista Prótesis

Jueves 17
Carpa del Encuentro



21:15–21:45 Presentación de la revista Prótesis. David Panadero, Juan Ramón Biedma, Juan Escarlata


http://kevinvazquez.blogspot.com/2008/06/policas-escritores-y-escritores-policas.html

Acaba de aparecer un nuevo número de la revista PRÓTESIS, cuyo tema monofgráfico es "Policías escritores y escritores policías". Puede pedir su ejemplar a localcuatro@terra.es o al número 917986911. Búsquelo en librerías y tiendas de comics.


Reproducimos, a modo de adelanto, el texto de presentación que lleva por título el mismo del monográfico.

Policías escritores y escritores policías


Tal es el tema de nuestro monográfico. El titular lo dice todo, empero, lo aclararemos. Siempre ha habido policías escritores, tanto más, claro está, en el ámbito de la novela precisamente llamada policíaca, desde el legendario Vidocq, al que dedicamos un amplio recuerdo, hasta la peleona pluma de Alejandro Gallo en nuestra actualidad.
El policía escritor, por lo general, suele hacer tanto en sus libros de ficción como en sus memorias y autobiografías, el canto a su “sacrificado” oficio, el canto a la moral convencional de buenos y malos (él siempre es de los buenos), el canto a la “heroicidad” del cuerpo, a la “madera especial” de la que están hechos y a las “virtudes” del gremio. Con toda intención hemos entrecomillado unas palabras, para dar a entender que sólo muy relativamente afectan a la corporación, o a cualquier otra corporación, desde luego. Por ejemplo, su sacrificio y heroicidad esta muy por debajo del gremio de la construcción que, en 2006 y en España, sin ir más lejos, sufrió 283 muertos en accidentes de trabajo (y ninguno tuvo pistola para defenderse) a mayor gloria del desarrollo económico, el bienestar y la vivienda, tan ponderada y que tanto necesitamos en nuestro país.
Los escritores policías, aunque siempre han existido, quizás nunca se han empeñado tanto en ser los novelistas orgánicos de los cuerpos de seguridad del estado como hoy en día.
El escritor policía es aquel que orienta su obra a la apologética policial, introduciendo a veces, para hacerla más creíble, algún excepcional corrupto que confirme la regla. Acude a las comisarías y cuarteles de la guardia civil, sin percibir la benevolente ironía con que no pocas veces se les acoge e ignorantes de que la única manera de conocer la realidad de una comisaría o de un cuartelillo es entrar en ella, no de invitado del comisario o del capitán correspondiente, sino como detenido.
Este tipo de escritor, a veces sin duda buen escritor, ¿por qué no?, a veces premiado en concursos literarios, suele tomarse su labor hagiográfica con una seriedad y voluntad superior a la de los mismos policías escritores que, desde siempre, a las características arriba mencionadas, añaden un perfil del cuerpo como de profesionales neutros, dedicados a aplicar una técnica de investigación y una ciencia, la criminología, necesaria para y en cualquier tipo de sociedad.
En fin, a unos y otros dedicamos las páginas siguientes en absoluto exhaustivas, como comprobará el lector, pero sí, eso esperamos, entretenidas, estimulantes y hasta polémicas.



No hay comentarios:

 
inicio