28.12.08

Mensaje de navidad: el camino al infierno

Lo desconcido se convirtió en misterioso; lo misterioso degeneró en lo sagrado; lo sagrado degeneró en religión; la religión degeneró en iglesia y la iglesia, en su degeneración, pasó a estar en manos de gestores, profesionales de esa degeneración, llamados sacerdotes o funcionarios "espirituales" en pugna con otras iglesias, igualmente producto de idéntica degeneración , por los mercados espirituales (y materiales). Así llegamos al infierno.

No hay comentarios:

 
inicio