31.10.09

Segundo premio sección documental Tiempo de Historia para Septiembre del 75

El Jurado de la sección documental Tiempo de Historia, ha decidido otorgar el Primer Premio al director húngaro Yamás Almási por Puskás Hungary (El auténtico Puskás). El segundo y tercer premio han recaído en dos documentales españoles, Septiembre del 75, de Adolfo Dufour y Señora de, de la directora Patricia Ferreira.

http://www.pantallapartida.es/septiembredel75/

http://www.pantallapartida.es/septiembredel75/trailer.html

ESTRENO


24 octubre | Semana Internacional de Cine de Valladolid

23 octubre | Cine Roxy B a las 11:30

PRORROGADO!!!

31 octubre | Cine Roxy B a las 11:30

MÁS PROYECCIONES

3 noviembre | VIGO. Auditorio Caixa Nova a las 20:00

A partir del 6 noviembre | MADRID. Pequeño Cine Estudio

27 noviembre | SANTIAGO DE COMPOSTELA.
Fundación Caixa Galicia a las 21:00
Muestra Cineuropa

29.10.09

VOLVER A PROYECTAR POR TERCERA VEZ "SEPTIEMBRE DEL 75"

Ante las numerosas peticiones del público que no pudo ver los días programados del 24 y el 26, el largometraje documental "SEPTIEMBRE DEL 75" la SEMINCI (Semana Internacional de Cine de Valladolid) ha decidido VOLVER A PROYECTAR POR TERCERA VEZ "SEPTIEMBRE DEL 75" EL SÁBADO 31 DE OCTUBRE A LAS 11´30 DE LA MAÑANA EN EL CINE ROXY B DE VALLADOLID. Las anteriores proyecciones tuvieron una gran respuesta de público que llenó las salas y unas excelentes críticas en el periódico "El Norte de Castilla" el más importante de la ciudad.

26.10.09

ESTRENO EN MADRID DOCUMENTAL "SEPTIEMBRE DEL 75"

La película Septiembre del 75 de Adolfo Dufour, sobre los Consejos de Guerra sumarísimos de septiembre del 75, los últimos fusilamientos del franquismo y la lucha de Flor Baena, hermana de Xose Humberto Baena Alonso, por conseguir la nulidad de dichos Consejos de Guerra, se estrenará en Madrid:

EL DÍA 6 DE NOVIEMBRE, EN EL PEQUEÑO CINE ESTUDIO MAGALLANES de Madrid.
C/Magallanes, 1. Tfno:
91 447 29 20.


El tiempo de permanencia en cartel no está cerrado, y dependerá de la respuesta del público.
El documental es excelente. Os lo recomendamos.
"Septiembre del 75" Trailer

Como Llegar:


Ver mapa más grande

"Todos habíamos asumido que íbamos a ser fusilados"

Dos ex FRAP que sobrevivieron a las últimas ejecuciones del franquismo rompen su silencio

PATRICIA LÓPEZ / Ó. LÓPEZ-FONSECA - MADRID - 26/10/2009

www.publico.es

"Que las muertes de mis camaradas y la mía sean las últimas". Estas fueron las últimas palabras que José Humberto Baena, militante del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), pronunció el 12 de septiembre de 1975 ante el Consejo de Guerra que le iba a sentenciar a morir fusilado. Junto a él estaban otros cuatro integrantes de la organización creada por el PCE (m-l). Manuel Blanco Chivite y Vladimiro Fernández también fueron condenados a la pena capital, aunque el Gobierno se la conmutó por la de 30 años de cárcel horas antes de ser ejecutados. Los otros dos, Pablo Mayoral y Fernando Sierra, recibieron condenas de 30 y 25 años.

Quince días después, Baena fue fusilado junto a los también integrantes del FRAP Ramón García Sanz y José Luis Sánchez Bravo y los miembros de ETA Ángel Otaegi y Juan Paredes, Txiki. No habían pasado dos meses cuando moría Franco. Dos de los supervivientes de aquellos fusilamientos, los últimos del régimen franquista, recuerdan tras 34 años de silencio aquellos días para Público con motivo del próximo estreno del documental Septiembre del 75, que hace memoria de aquellas víctimas de la dictadura.

A Manuel Blanco Chivite le conmutaron la pena de muerte horas antes de su ejecución

Blanco Chivite era el mayor: "Tenía 30 años, era periodista y escribía en revistas económicas. Desde que era estudiante militaba en el PCE (m-l) y para entonces ya había sido detenido dos veces. De hecho, cuando me arrestaron por aquella muerte, estaba en libertad provisional. A pesar de ello, me encargaba de coordinar el partido y el FRAP en Madrid".

Pablo Mayoral también tenía un puesto relevante. Se encargaba de la propaganda y de la revista del partido. "Tenía 24 años y trabajaba en una multinacional arreglando máquinas. Meses antes habían detenido a mi hermano y yo sabía que era vigilado, por lo que cambiaba de casa constantemente", rememora. Él era también el encargado de ayudar a los compañeros del FRAP que, desde otros lugares de España, buscaban refugio en la capital. Así fue como conoció a Humberto Baena. "La Policía lo buscaba en Galicia porque había recogido firmas y dinero para el entierro de un obrero caído en una protesta. Vino a Madrid con su novia", asegura.

Chivite recuerda que fue en 1975, con un régimen volcado en la represión, cuando el partido decidió llevar a cabo lo que denomina "acciones personales puntuales". Una de ellas costó la vida el 14 de julio al policía Lucio Rodríguez, en Madrid. Al día siguiente comenzaron las detenciones. El primero en caer fue Pablo: "Llevaba un tiempo viviendo en casa de un compañero de trabajo. Por la noche, cuando bajé a tirar la basura, me detuvieron". El día 16 lo era Blanco Chivite: "Me detuvieron en la calle. Llevaba días preparando una cita del partido que tenía fuera de Madrid". El 22 de julio se produjo el último arresto, el de Baena.

Pablo Mayoral asegura que, tras sufrir torturas, firmó una confesión que no sabía qué decía

Cuando se les pregunta si participaron en aquella muerte, eluden la respuesta directa. "¿Alguien les ha preguntado a los policías que nos torturaron y a los militares que nos condenaron sin una sola prueba?", responde de modo seco Manuel. Mayoral se limita a asegurar que él nunca empuñó una pistola. En lo que ambos son más explícitos es en recordar la semana que pasaron en la Dirección General de Seguridad (DGS) interrogados por el comisario Roberto Conesa y sus hombres. "Las palizas eran interminables. El último día nos hicieron firmar una confesión que no sabíamos qué decía", asegura Pablo.

Silbar La Internacional

De la DGS pasaron a la prisión de Carabanchel, a celdas de castigo que Manuel recuerda muy bien: "No teníamos ni sábanas ni mantas. El colchón lo metían por la noche y lo sacaban por el día. Sólo había un agujero que hacía de retrete, un grifo y una botella de plástico vacía. No había luz la mayor parte del día". Así estuvieron hasta que el 11 de septiembre se inició el Consejo de Guerra. "Nuestros abogados pidieron la práctica de más de 190 pruebas. Las rechazaron todas. Ni siquiera presentaron en la vista la pistola con la que decían que habíamos matado a aquel policía", rememora Manuel. "Todos habíamos asumido que se iban a confirmar las penas de muerte", recalca Pablo.

Así fue al día siguiente. Tres penas de muerte y elevadas condenas de cárcel para Mayoral y Fernando Sierra. Baena, Fernández y Chivite quedaron incomunicados de nuevo en las celdas de castigo de la prisión, mientras los otros dos miembros del FRAP pasaron a una galería. "Un día, el resto de presos se puso a silbar La Internacional para animarnos. Les obligaron a callarse", recuerda Manuel.

"Queremos que aquellos Consejos de Guerra y juicios sumarísimos sean declarados nulos"

El viernes 26 de septiembre, el Consejo de Ministros confirmó las penas de muerte para dos miembros de ETA y tres del FRAP. A otros seis se las conmutó. "Era ya de noche cuenta Manuel cuando entró un funcionario en la celda para llevarme a una sala. Allí mi abogado me abrazó y me dijo que me habían conmutado la pena de muerte. No me lo creía. También me dijo que a Vladimiro le habían hecho lo mismo, pero que se confirmaban las de otros tres camaradas, que iban a ser fusilados al día siguiente. Fue una noche muy dura. A la mañana, cuando me subieron con el resto de presos políticos, ya habían muerto. Me abrazaron, pero el silencio en la galería era terrible".

Manuel y Pablo salieron de prisión a finales de 1977, con la segunda amnistía. El primero es en la actualidad escritor y dirige la pequeña editorial El Garaje. Pablo trabaja en una imprenta. El PCE (m-l), tras ser legalizado en 1978, se disolvió en 1993. Ambos aseguran que rompen ahora su silencio, "no para que se juzgue a nadie por lo que pasamos", sino para denunciar que la Ley de Memoria Histórica está fallando. "Queremos que aquellos Consejos de Guerra y juicios sumarísimos sean declarados nulos".

23.10.09

Manifestación 14 noviembre 2009, Madrid "JUSTICIA Y LIBERTAD PARA EL PUEBLO SAHARAUI"

Estimados/as amigos/as

Como sabéis, estamos trabajando en los preparativos de la gran manifestación a nivel estatal que se celebrará en Madrid el sábado 14 de Noviembre, con participación de amigos/as y simpatizantes de todo el Estado, así como el apoyo de los y las artistas que han colaborado con la campaña www.todosconelsahara.com. Este será el sexto año consecutivo que nos manifestaremos en las fechas próximas al 14 de noviembre, para denunciar el abandono que desde hace 34 años sufre el Pueblo Saharaui, para exigir la independencia del Sáhara Occidental y el respeto a los Derechos Humanos en las zonas ocupadas por Marruecos, entre otras muchas cosas. Las cinco manifestaciones precedentes fueron un gran éxito de participación ¡este año no puede ser menos! Tenemos que superar el número de participantes de las anteriores. Tenemos mucho trabajo por delante hasta el 14 de noviembre, así que ¡¡mucho ánimo!! Esperamos contar con la participación y ayuda de tod@s vosotr@s para que esta manifestación sea un gran éxito a todos los niveles y consigamos los objetivos que nos proponemos.


Cordiales Saludos


David Carballo




JUSTICIA Y LIBERTAD PARA EL PUEBLO SAHARAUI

Hoy, 14 de noviembre de 2009, se cumplen 34 años de la firma de los “Acuerdos Tripartitos de Madrid”, que representó la entrega por parte del régimen franquista del territorio del Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania, desentendiéndose de sus obligaciones como país colonizador, y posibilitando a Marruecos ocupar el territorio a sangre y fuego. Este reino echó de sus casas a los y las saharauis, que tuvieron que refugiarse en Argelia y crear una vida y un Estado en los campamentos; los que se quedaron, no corrieron mejor suerte y tuvieron que sufrir persecución, desapariciones, represión brutal, tortura y prisión… Hasta nuestros días.

El Estado español continúa siendo responsable legal y político de esta tragedia. Mientras el pueblo saharaui no pueda decidir libremente su futuro, el Gobierno de España carga con la responsabilidad del sufrimiento y de la violación permanente de los Derechos Humanos que sufre la población saharaui en el Sáhara Occidental.

Por ello, le solicitamos al Gobierno español que, haciendo suyo el clamor social y político mayoritario, haga frente a su responsabilidad histórica y a la deuda moral con el Pueblo Saharaui e impulse un proceso que le posibilite ejercer su derecho a la libre determinación, para de este modo contribuir a una paz justa y duradera, y a la estabilidad en el Magreb. El Estado español, antigua potencia colonial administradora aún del territorio según el derecho internacional, y ostentando para el próximo semestre la Presidencia de la Unión Europea, debe potenciar su papel en la resolución del conflicto, reforzar el papel europeo como actor global, impulsando todas sus capacidades en coordinación con la nueva Administración Norteamericana, y implicarse mas en la búsqueda de una solución justa y definitiva, en una zona especialmente sensible para nuestra seguridad.

Hoy reafirmamos nuestro apoyo y solidaridad con el Pueblo Saharaui, y denunciamos:

  • La responsabilidad histórica, política y ética de España en cuanto potencia colonial del Sáhara Occidental, y su actual “mirar hacia otro lado” cuando no mostrando su apoyo a falsas soluciones que no resuelven el conflicto y demoran su solución.
  • El estancamiento del conflicto por la intransigencia marroquí, con el silencio cómplice de algunos países con intereses económicos y políticos en la zona.
  • La violación de los Derechos Humanos en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental y la campaña de represión contra la población civil indefensa y sus activistas.
  • El cese de la venta de armamento y de material de doble uso al Reino de Marruecos.
  • El expolio de las riquezas naturales del Sáhara Occidental, durante estos más de 30 años de ocupación militar marroquí, en contra del derecho internacional sobre protección de recursos naturales en los territorios pendientes de descolonización.

Asimismo, exigimos:

  • Al Reino de Marruecos el cese de la represión, y violación de los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados y la inmediata liberación de todos los presos políticos saharauis en las cárceles de Marruecos.
  • La condena y el cese de la violencia brutal que en estos momentos ejerce la Policía y el Ejército marroquí sobre la población civil saharaui, cesen las torturas y se anulen los juicios contra ciudadanos saharauis.

Es fundamental la intervención urgente de la Comunidad internacional, la protección de los DDHH por parte de la Misión de las Naciones Unidas para la realización del Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) y la presencia masiva de observadores internacionales y medios de comunicación en los territorios que sirvan de protección a la población indefensa.

No descansaremos hasta que se haga justicia y este Pueblo hermano pueda vivir en paz en su tierra, unidas las familias, sin Muro y minas que se lo impidan. Por eso te pedimos que el sábado 14 de noviembre, a partir de las 12 h., participes en la manifestación de apoyo al Pueblo Saharaui que saldrá de Atocha y terminará con un acto lúdico en la Puerta del Sol.

¡MARRUECOS CULPABLE, ESPAÑA RESPONSABLE!

¡CONTRA LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS!

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS SAHARAUIS DETENIDOS!

22.10.09

El Mitraísmo precursor del Cristianismo. El hombre creador de dios


El Mitraísmo precursor del Cristianismo

Podríamos remitirnos a la salida de Adán y Eva del paraíso para ver como desde ese punto inicial, el hombre a lo largo de la historia ha creado sus espacios religiosos, con la lucha entre el bien y el mal y la sucesiva manipulación de símbolos, dogmas y ritos. Alentando miedos, al tiempo que ofrecen expectativas ante el más allá, encuentran los mecanismos capaces de imponer, controlar y manipular la conciencia para dirigir la vida y obra de sus fieles.

Si la ciencia es el primer problema de la religión, al desmontar científicamente el principio de que dios creo al hombre, demostrando que es la mente humana la que desarrolla y crea la imagen de su dios, la historia es el segundo gran problema para las religiones, mostrando como su origen y desarrollo ha sido articulado por personas dominantes en función de sus intereses, trasladando y apropiándose de los principios de otras como propios.

Seguramente por este motivo, la historia de las religiones ha estado apartada de las aulas, desde las que se han esmerado en imponer sus dogmas. Pero si es cierto que la historia puede manipularse, también lo es que la verdad no tiene remedio.

Alrededor del año 1.000 antes de Cristo, nace en Bakctriana, ciudad de Persia -actual Irán- un hombre llamado Zaratustra, considerado por muchos historiadores como el primer ser humano que cambió verdaderamente la historia y la concepción del mundo y de la persona.Zaratustra recibió una "revelación", proclamando al verdadero dios, creador del universo, al que llamó "Ahura Mazda", que significa "Señor Sabio".

El Mazdeísmo, nombre dado a esta revelación, fue la primer gran religión que tuvo un libro sagrado, el "Avesta", que significa "La Palabra", del que sólo se conserva un tercio del original escrito por Zaratustra al dictado de Ahura Mazda, texto anterior al de la Biblia y del que esta copiaría algunos de sus pasajes más conocidos.

En el Avesta se habla de la primera pareja humana, del paraíso, del cielo y del infierno, del juicio tras la muerte, de la resurrección de los muertos y del juicio final, tras la victoria de Ahura Mazda y Mitra ayudados por sus ángeles y arcángeles, sobre Angra Mainyu, "Demonio de la mentira", protegido por sus demonios.

Se menciona un diluvio universal y un arca en el que se salvaron una pareja de animales de cada especie y una familia. Se entroniza una Santísima Trinidad compuesta por los dioses Ahura Mazda, Mitra, y la diosa Anahita, esposa de Ahura Mazda y madre de Mitra.

Historiadores y filósofos confirman que el Mazdeísmo fue el precursor de las grandes religiones monoteístas basadas en libros sagrados, como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, las cuales beben en sus fuentes originales, los dogmas y enseñanzas de Zaratustra.

También anuncia el “Avesta” la aparición en la tierra de un Salvador, un Redentor de la Humanidad, que vendrá a enseñar a los hombres su misión en la vida y a vencer al mal.

Mitra el redentor, según cuenta el "Avesta" nació en una gruta el día 25 de Diciembre. Una luz resplandeciente sobre la gruta despertó a unos pastores que fueron a adorarle. Unos magos, enterados por las estrellas de su nacimiento, fueron a obsequiarle ofrendas. En la gruta, un buey y una mula ayudaban a calentar al niño dios, que había venido a la Tierra para salvar a la humanidad.

Plutarco habla de los misterios de Mitra en el año 87 antes de Cristo, ya que esta religión, el Mitraísmo, se extendió por todo el Imperio Romano llevada por las legiones que la adoptaron en masa cuando llegaron a Asia Menor. Incluso el emperador Trajano la protegió declarando el domingo Día del Sol, dedicado a Mitra como día festivo en todo el imperio, referencia que más tarde adoptó el cristianismo como día del Señor.

La religión Mitraica tenía en su liturgia el bautismo con agua para ingresar en la misma y la confirmación posterior. En la entrada de los mitreos o templos, estaba situada un pila con agua bendecida por los sacerdotes en la cual se mojaba la mano y luego la frente para entrar purificados.

Mitra celebraba la última cena con sus doce discípulos, quienes representaban los doce signos del zodíaco. En memoria de esto, sus adoradores participaron de una ceremonia o ágape, en el cual se bendecían el pan y el vino o agua, y se repartía entre los asistentes como si fuera la carne y sangre de Mitra de forma simbólica.

La religión de Mitra se extendió por todo el Imperio Romano. El Cristianismo y el Mitraísmo convivieron hasta la llegada al poder de Constantino el Grande, el cual, creyente de Mitra, no dudó en aprovechar la ocasión para fusionar ambas doctrinas. El Cristianismo adoptó la estructura del clero Mitraico, ya que la Iglesia primitiva Cristiana no tenía sacerdotes.

A partir Concilio de Nicea en el siglo IV, la figura de Jesús fue retocada para hacerla más parecida a Mitra y el cristianismo adoptaría como suyas, algunas de las fechas más señaladas del calendario sagrado de Mitra:

25 de Diciembre, nacimiento de Mitra. Este día fué llamado “Nacimiento del Inconquistable Sol”, el cual sería incorporado dentro de la iglesia como el cumpleaños de Cristo.
6 de Enero, día de la adoración de los magos.
En la semana del 23 de Marzo con la llegada de la primavera se celebraba una "pasión" que curiosamente es la fecha aproximada en que se celebra la Pasión de Jesucristo.
El 6 de Mayo, la revelación del Avesta a Zaratustra; el 16 de Mayo, comienzo del ayuno de Mitra en el desierto y el 24 de Junio, Mitra asciende a los cielos y es proclamado segunda persona de la trinidad.
El 16 de Agosto, Mitra es nombrado por Ahura Mazda intermediario entre él y los hombres y se le otorga el poder sobre toda la Tierra y sus moradores.

Para aprovechar la inercia y la fe de las masas que ya estaban acostumbradas a celebrarlas desde siglos, tan sólo se limitaron a cambiar el nombre del dios a honrar.

El paleto respeta la fe de sus mayores, y la de quienes contemplan la religión como medio para mejorar tanto en el ámbito personal como social, pero no comprende el menosprecio que la Iglesia Católica dispensa a la mujer apartada de la toma de decisiones, ni la falsedad de quienes actuando en nombre de dios ejercen de trileros de guante blanco.

el-pinto.blogspot.com

18.10.09

«No nos resignamos a esta situación»

El texto que se reproduce a continuación de forma íntegra es el que procedieron a leer en el acto final de la manifestación unitaria de ayer la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, y el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, «Txiki». Los dos dirigentes sindicales intervinieron en nombre de la mayoría sindical vasca que convocó la marcha nacional que recorrió las principales arterias de Donostia.

Ante todo, agredecer a los miles de hombres y mujeres que hemos abarrotado las calles de Donostia, y demostrado una vez más con esta respuesta que no estamos dispuestos a ser sujetos pasivos ante el escenario de bloqueo que nos quieren imponer. El apoyo recibido a la convocatoria unitaria realizada por la mayoría sindical, el masivo respaldo que ha tenido demuestra que la sociedad demanda este tipo de iniciativas. Iniciativas que hagan protagonista a la propia sociedad, a los y a las trabajadoras que salimos a la calle exigiendo nuestros derechos.

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, ESTEE-EILAS, EHNE e HIRU que componemos la mayoría sindical vasca queremos mostrar nuestra solidaridad con las personas detenidas y encarceladas y sus allegados.

Este es el primer sentimiento que queremos trasladar a todos los trabajadores y trabajadoras vascas, así como al conjunto de la sociedad. Sentimiento que es compartido y reforzado por el respaldo que todos vosotros y vosotras habéis dado a esta movilización. Un sentimiento que se agudiza por la indefensión ligada al régimen de incomunicación y a la legislación antiterrorista tantas veces denunciados por la mayoría de la sociedad vasca, así como por importantes estamentos y personalidades del ámbito internacional, incluido el propio relator para los derechos humanos de la ONU.

Los sindicatos que componemos la mayoría sindical vasca, exigimos la puesta en libertad de las personas encarceladas por su actividad política, no debe ser nunca causa de una detención en un sistema democrático. Exigimos, asimismo, la derogación inmediata de la Ley de Partidos. Esta ley no sólo es injusta sino que, y esto es lo más grave, se creó y se está utilizando para intentar eliminar una opción política y social. Lo que el estado viene realizando al amparo del pacto antiterrorista suscrito por PP y PSOE en diciembre de 2001 es un genocidio político en toda regla, al que es preciso poner fin.

A nuestro entender, las detenciones de dirigentes políticos de la izquierda abertzale dirigida por el juez Baltasar Garzón el pasado 13 de octubre constituye un hecho de especial gravedad. Estas detenciones solo se explican desde la decisión política que tiene el Estado español de negar el derecho a la participación política de un sector de la ciudadanía que profesa unas determinadas ideas.

Hemos de denunciar, una vez más, la instrumentalización con fines políticos de la justicia. Leyes y medidas excepcionales se aplican a diario contra la disidencia política en Euskal Herria de la mano de tribunales especiales como la Audiencia Nacional. En este punto queremos recordar los numerosos procesos abiertos contra distintas organizaciones políticas, sociales y medios de comunicación criminalizando a cientos de personas; procesos que carecen de las elemantales garantías jurídicas.

Así mismo, que los medios de comunicación tengan un acceso previo y privilegiado, incluso antes de que los propios imputados o la ciudadanía pueda conocer con detalle las supuestas razones de las de las operaciones, completan el cuadro de una política represiva hecha espectáculo para el fortalecimiento de la «razón de estado».

Constatamos con preocupación en esta estrategia represiva, el papel que juegan los distintos poderes del estado, actuando de común acuerdo sin respetar sus propios ámbitos de actuación y creando de facto situaciones de indefensión. En la legitimación de esta situación los poderes españoles cuentan además con la actitud beligerante de determinados medios de comunicación que, en su mayoría, con contribuyen a entender los conflictos y a vigilar el poder sino precisamente a los contrario: A desinformar para controlar.

Hoy, desde aquí, queremos hacer pública nuestra profunda preocupación ante la deriva democrática, autoritaria y represiva del Estado español en el contexto de la cual hay que entender estas detenciones. Hechos de esta naturaleza deberían llamar la atención de los paises de nuestro entorno que se predican democráticos. Pero lamentablemente no es así.

El Estado español sigue negando las distintas realidades nacionales existentes y con especial énfasis la del pueblo vasco. El Estado español, con actuaciones como la realizada este pasado martes, vuelve a refrendar que la única salida que ofrece a la sociedad vasca es la perpetuación del conflicto negando una salida democrática al mismo.

Quienes hemos convocado esta manifestación no nos resignamos ante esta situación y queremos reafirmar nuestro compromiso con la solución democrática para el conflicto vasco y para ello llamamos al conjunto de la clase trabajadora vasca a redoblar su compromiso con ese objetivo.

Las organizaciones que componemos la mayoría sindical vasca valoramos positivamente que por encima de las cosas que nos diferencian, ante situaciones como esta hayamos sido capaces de compartir el análisis que nos ha llevado a hacer este llamamiento. Este ejercicio se ha visto refrendado con la respuesta mayoritaria que habéis dado hoy en las calles de Donostia.

Mila esker guztioi!

Askatasunaren alde - Eskubide guztiak guztiontzat

GARA.

9.10.09

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA SOBRE EL JUICIO INJUSTO Y EJECUCIÓN DE MI HERMANO XOSÉ HUMBERTO BAENA ALONSO EN 1975.

Vigo, 25 de septiembre de 2009

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA SOBRE EL JUICIO INJUSTO Y EJECUCIÓN DE MI HERMANO XOSÉ HUMBERTO BAENA ALONSO EN 1975

Sr. Presidente del Gobierno:

Dentro de dos días se cumplen 34 años de la ejecución de mi hermano Xosé Humberto Baena Alonso por el régimen franquista. Espero que en esta ocasión, tras cuatros años escribiéndole sobre el asesinato de mi hermano por parte del Estado para pedirle su ayuda para reparar esta injusticia, tenga a bien al menos contestarme a las dos peticiones, que le llevo haciendo desde 2006, una solución para el caso de mi hermano y la eliminación total de la pena de muerte en la Constitución española.

La primera de mis peticiones se refiere a una solución política y jurídica al caso de mi hermano, porque hemos agotado los recursos judiciales en España y en Europa. La Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, conocida como Ley de “Memoria Histórica”, nos dejó en la más absoluta incertidumbre. He agotado los recursos judiciales en España y en Europa y esta Ley no nos ofreció una salida para limpiar el nombre de mi hermano. Como sabe, la Ley 52/2007 permite recurrir ante el Tribunal Supremo las sentencias "ilegítimas" de una serie de tribunales, pero a quienes, como yo, ya hemos hecho ese recorrido y hemos recurrido sin éxito ante el Supremo y el Constitucional, no nos da una solución, nos olvida. Somos un caso único entre las víctimas de los juicios injustos del Franquismo, que seguimos luchando para conseguir Verdad, Justicia y Reparación.

Solucionar esta injusticia es muy sencillo para Usted. Con la voluntad política suficiente puede promover la aprobación en el Parlamento español, una Ley que declare la nulidad de los juicios injustos celebrados durante la Guerra Civil y el Franquismo, tal como hizo Alemania hace unos años con los juicios injustos del nazismo. Sería la mejor forma de evitar el calvario que hemos tenido que sufrir en mi familia a las decenas de familias que han pasado por la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo pidiendo la revisión de condenas de muerte dictadas en juicios sumarísimos después de la Guerra Civil. Lamentablemente, como sabe, desde 2000, en todos ellos y de manera sistemática el Ministerio Fiscal se ha opuesto a la revisión de los mismos. Yo le pregunto, una vez más, Sr. Presidente, ¿por qué no hace como Alemania y anula los juicios injustos del Franquismo mediante una Ley?

Le pido su ayuda para conseguir la anulación del injusto Consejo de Guerra sumarísimo al que fue sometido mi hermano en 1975, ejecutado el 27 de septiembre de dicho año. Como ya le expliqué en mis anteriores cartas, mi hermano fue ejecutado tras una farsa de juicio donde se vulneraron todas las leyes y no se consintió que se aportara ninguna prueba, ni de balística ni de testigos presenciales (que los había). Este domingo un grupo de amigos y familiares, así como asociaciones de derechos humanos y de recuperación de la memoria histórica le haremos, como todos los años, un pequeño homenaje en el cementerio de Pereiró en Vigo, donde está enterrado. Como puede suponer, se trata de un día muy especial para mí, donde una vez más aflorarán numerosos recuerdos y heridas sin cerrar. Por eso le escribo, porque, en su mano, como máximo responsable del gobierno de España, está el contribuir de manera decisiva a que mi familia pueda cerrar definitivamente esa herida y mirar hacia el futuro.

En unas semanas podré enviarle una copia de la película documental “Septiembre del 75”, que se estrenará próximamente, que demuestra la inocencia de mi hermano del delito del que se le acusó. Este trabajo, dirigido por Adolfo Dufour y producido por la empresa Pantalla Partida, es fruto de una profunda investigación de más de un año que saca a la luz todas las irregularidades cometidas en el caso. Le ruego que dedique un rato de su tiempo a este caso y la vea cuando la reciba. Permítame, Sr. Presidente, contarle algunas cosas de mi hermano. Al terminar el bachillerato en el Instituto Santa Irene de Vigo, quiso estudiar en la Universidad de Santiago Filosofía y Letras. Como tenía unas notas fabulosas le dieron una beca y para allí se fue. En una sentada estudiantil lo detuvieron y no le permitieron presentarse a los exámenes, perdiendo así un año de estudios. Se celebró el juicio y fue absuelto. Pasados ya unos años y de vuelta del Servicio Militar, se presentó a las pruebas para entrar en una empresa (Citroën), pasándolas con éxito. Sin embargo, le pidieron el certificado de penales y la policía se lo denegó hasta que hubieran pasado cinco años del juicio en el que había sido absuelto.

Por fin logra colocarse como simple peón de fundición y unos meses después pasó a desempeñar en otra empresa un puesto técnico. Llegó el 1 de Mayo de 1975. Un grupo de muchachos se manifestaba en la Travesía de Vigo y un guardia civil de paisano sacó una pistola y disparó a un empleado de FENOSA que estaba trabajando como vigilante. Entre varios trabajadores se hizo una colecta para una corona de flores y una esquela que se publicó en el periódico “Faro de Vigo”. Mi hermano figuraba en esa relación. Aquí empezó la tragedia.

Unos días después se presentó la policía en casa para hacer un registro con resultados negativos. El despliegue de fuerzas fue tal que todo el barrio se enteró y alertaron a mi hermano cuando venía para casa. Por temor a los métodos que empleaba entonces la policía para hacer confesar delitos no cometidos decidió escapar a Madrid. Dos meses después nos enteramos por televisión de que se le acusaba de la muerte de un policía, crimen que no pudo haber cometido porque no estaba en el lugar del asesinato ese día. Él no supo de qué se le acusaba hasta cinco días después de ser detenido y torturado. El día del juicio fuimos mi padre y yo a Madrid pero al llegar a “El Goloso” (Hoyo de Manzanares) no nos permitieron la entrada. Esperamos hasta las cinco de la tarde, hora en la que el abogado nos dice que hay cinco condenados a muerte.

Los dos meses siguientes lo vimos sólo los sábados durante quince minutos, después de pasar toda la noche en tren, y siempre entre rejas y un cristal con un guardia separándonos. El 26 de septiembre (viernes) mi padre iba a marcharse en tren con mi hermano Fernando, pero a las 8:30 de la tarde una llamada del abogado nos decía que teníamos que estar en Madrid antes de las 7 si queríamos ver por última vez con vida a Piter, que era como le llamábamos a mi hermano en la familia. Tomaron un taxi y llegaron a las 6:30. Hablaron media hora con él y se reafirmó en que era inocente, que lo habían hecho firmar no sabía qué. Se cumplió la sentencia. Esperamos ocho días para traerlo a Vigo para evitar que hubiese más detenidos y, cuando lo trajimos, nos lo secuestraron en Porriño y a las ocho de la mañana abrieron el cementerio para enterrarlo a él solo. Mi padre y mi madrina fueron los únicos que, por casualidad, estuvieron presentes, ya que se encontraron en la carretera con un coche fúnebre de Madrid escoltado por la policía y comprendieron que era él.

A partir de ese momento empezó una lucha desesperada por demostrar la injusticia. Primero mi padre, después mi madre y ahora yo aunque siempre se nos cerraron todas las puertas. No dudo que tiene que ser difícil y complicado abordar este asunto, pero le pido que corrija esta injusticia. El Estado privó a ciertas víctimas como mi hermano y yo de recursos efectivos contra graves abusos durante años y ahora eso puede corregirse.

Presentamos un recurso sobre el caso de mi hermano ante el Supremo y posteriormente el Tribunal Constitucional y se lo rechazaron, porque en 1975 no estaba en vigor la actual Constitución. Después recurrimos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y su contestación fue que no podían hacer nada porque España en 1975 no había firmado la Convención Europea de Derechos Humanos. ¡Cómo si para disfrutar de los derechos humanos éstos tuvieran que firmarse! Al cerrárseme todas las puertas para revisar y anular el juicio de mi hermano, tendremos que recurrir al Comité de Derechos Humanos de la ONU, al amparo del Protocolo Opcional del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Pero todo sería más rápido (y hasta este recurso sería innecesario) si el gobierno que Vd, preside tuviera la voluntad política suficiente para aprobar, como hizo Alemania hace unos años con los juicios injustos del nazismo, una Ley que declare la nulidad de los juicios injustos celebrados durante la Guerra Civil y el Franquismo.

Como sabe, seguí de cerca la elaboración de la Ley de Memoria Histórica desde la misma creación de la Comisión Interministerial encargada de ello en septiembre de 2004. Le escribí a Vd., a la Vicepresidenta 1ª, al Ministro de Justicia y a todos los grupos parlamentarios sobre este asunto en diversas ocasiones a lo largo de estos últimos cuatro años. Mantuve también reuniones con diputadas del PSOE y del BNG para recabar su apoyo en este tema. Previamente, en noviembre de 2005, el Ayuntamiento de Vigo aprobó una moción, con los votos favorables del PP, PSOE y BNG, que pedía la anulación de las sentencias de las personas ejecutadas en el Franquismo. La entonces Alcaldesa de Vigo se dirigió a Vd. por escrito en este sentido. Aunque Ley 52/2007 tiene aspectos positivos, no garantiza el derecho a la Verdad, la Justicia y la Reparación, pilares básicos del derecho internacional en lo que afecta a víctimas de graves violaciones de derechos humanos, como es el caso de mi hermano, torturado, acusado de un delito que no cometió, juzgado en un proceso injusto a todas luces y finalmente ejecutado.

La Ley 52/2007 reconoce a través de una fórmula ambigua, como es la declaración de “ilegitimidad” de determinados tribunales y de las condenas y sanciones dictadas por motivos ideológicos, políticos o de creencia religiosa, algo que según el derecho internacional no tiene valor jurídico. Y renuncia a la oportunidad de garantizar un recurso idóneo y eficaz para la obtención de la nulidad de esas sentencias. No garantiza el derecho de las víctimas a obtener justicia individualizada y material. La eficacia de esa declaración de “ilegitimidad” deberá solventarse en los tribunales y en cualquier caso deja en la incertidumbre a quienes, como yo, ya hemos intentado la nulidad de condenas a muerte con los recursos disponibles hasta ahora y con resultado adverso. Además, esa declaración de ilegitimidad es insuficiente, porque yo no necesito un “certificado de víctima” de mi hermano, sin efecto jurídico alguno. Eso no me sirve para nada, lo que yo quiero es que se limpie el nombre de mi hermano. Las normas internacionales de derechos humanos me dan derecho a una reparación integral, que incluya los elementos de Restitución, Indemnización, Rehabilitación, Garantías de No Repetición y Satisfacción, incluida una declaración oficial o judicial que restablezca la reputación, dignidad y derechos de mi hermano, así como una disculpa pública que incluya el reconocimiento de los hechos y la aceptación de responsabilidades. Así lo establece la Resolución 2005/35 de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

En mi caso particular no deseo una indemnización económica, lo único que busco es que se anule el juicio de mi hermano y se limpie su nombre. Otras víctimas y familias pensarán de modo diferente y tienen derecho a reclamar indemnizaciones, pero a mí me mueve únicamente el afán de justicia y limpiar el nombre de mi hermano, acusado de un delito que no cometió, torturado y condenado en un juicio injusto tras el que fue asesinado por el Estado. Sr. Presidente, llevo más de tres décadas esperando una disculpa oficial del Estado. ¿Hasta cuándo debo esperar? Ni una sola palabra de ánimo, ni de comprensión, ni una disculpa…

Mi situación es única. Según la Ley Orgánica del Poder Judicial, sólo puedo presentar un nuevo recurso en el Supremo si aporto nuevas pruebas, lo cual no es el caso. He agotado todas las vías e instancias judiciales en España y Europa y, aunque está la posibilidad de recurrir ante la ONU, que no descarto ¿qué solución me da para el caso de mi hermano? La Ley 52/2007 me deja en una situación de incertidumbre absoluta.

Para hacer justicia con las víctimas de los juicios injustos del franquismo, Usted tiene dos opciones, no excluyentes: La primera posibilidad es crear una Comisión de la Verdad como en otros países, que catalogue las violaciones y abusos cometidos contra los derechos humanos según el derecho internacional, de forma que la Fiscalía General del Estado revise y anule, en su caso, y de oficio, los juicios injustos. La segunda opción es anular los juicios injustos mediante una ley específica, tal como hizo Alemania en 2005 con los juicios nazis. Sea valiente, Sr. Zapatero, y hágalo por una cuestión de principios. En muchas ocasiones le he oído decir que su gobierno defiende los derechos humanos. Pues bien, ahora tiene una ocasión excelente para demostrarlo y traducir en hechos concretos esas palabras y su creencia en unos principios basados en el respeto a los derechos humanos.
Reclamo que finalmente, después de más de tres décadas años de democracia, el gobierno reconozca el derecho de familiares y víctimas directas de violaciones de derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil y del régimen franquista, como es mi caso, a saber la verdad sobre sus seres queridos y a obtener justicia y reparación. Estoy plenamente convencida de que este reconocimiento no debe ser considerado un acto de gracia sino un derecho basado en las normas internacionales de derechos humanos. Numerosos medios de comunicación locales, regionales y nacionales se hicieron eco de mi petición en los últimos años.
Ya es tarde para muchas víctimas y familiares, como mis padres, que fallecieron sin poder ver como se limpiaba el nombre de su hijo, pero no para todas. Haga justicia, Sr. Presidente. No me defraude un año más, Sr. Zapatero, y no desaproveche la ocasión de oro que tiene de reparar tamaña injusticia. Yo le voté en las elecciones de 2004, creí en Vd. y pensé que iba a ayudarme a cerrar la herida abierta en mi familia con este tema, que nos persigue desde hace más de tres décadas.
Por último, quiero acabar mi carta con una segunda petición concreta. Soy consciente de su compromiso contra la pena capital y me congratulo por ello. Como hermana de una víctima de la pena de muerte, pocas personas en España saben tan bien como yo todo el horror, el dolor y la tristeza que conlleva la pena de muerte. Por ello acogí con enorme satisfacción la iniciativa que anunció en 2008 para impulsar una suspensión de las ejecuciones en todo el mundo como paso previo para su abolición universal. En consonancia con ello, le pido que impulse la prohibición expresa de la pena de muerte en una futura reforma de la Constitución española, tal como le ha pedido Amnistía Internacional en varias ocasiones. Confío en que la sociedad española respalda abrumadoramente este cambio. Hablo con la autoridad moral que me da el ser familiar directa de una víctima de la pena de muerte, y sé que no sirve absolutamente para nada, que la pena capital es un despropósito. Como sabe, más de 40 constituciones en el mundo prohíben expresamente la pena de muerte. En 1995 se derogó del Código Penal Militar español la posibilidad de aplicarla en tiempos de guerra, pero la Constitución española sigue haciendo una mención expresa a la pena de muerte en el artículo 15, que dice“(...) Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra”. Le pido, Sr. Presidente, que elimine esta mención de la Constitución española, que debería incorporar una prohibición expresa del uso de la pena de muerte, como ya hizo por ejemplo Francia en febrero de 2007.

Si lo desea y su apretada agenda se lo permite, tendré mucho gusto en mantener una entrevista personal con Vd. sobre este tema o con miembros de su gabinete o cualquiera de sus asesores. Le agradeceré me conteste a las dos demandas planteadas en esta carta.

Atentamente,


Fdo. Mª Flor Baena Alonso

Cc: Dª María Teresa Fdez. de la Vega, Vicepresidenta del Gobierno
D. Francisco Caamaño Domínguez, Ministro de Justicia.
D. Cándido Conde-Pumpido Tourón, Fiscal General del Estado

7.10.09

Película documental sobre Baena, SEPTIEMBRE 1975.

La película documental sobre Baena titulada SEPTIEMBRE DE 1975 de Adolfo Dufour, se estrenará en el Festival de Cine de Valladolid (la SEMINCI), el sábado 24 de octubre, en el cine Roxy B a las 21,30.
En Vigo se proyectará el 3 de noviembre a las 19 h. en la sala Caixanova
En Madrid, que será el 5 de noviembre y está pendiente de confirmarse sala.
La versión en DVD está en preparación.
El Garaje
infogaraje@nodo50.org


************************************************************************************
farodevigo.es

Un `Septiembre´ de justicia

Un documental rememorará la figura del vigués Humberto Baena


MAR MATO / VIGO La casa blanca con elementos celestes del pintor Ramón Trigo en el Barrio de Teis, a escasos metros del astillero Metalships, aguantaba ayer con resignación el insufrible sol de septiembre. En el bajo de la vivienda, un continuo ir y venir de gente con Trigo y sus dos cuadros dedicados al fusilamiento de Humberto Baena como epicentro. "Pinteinos para unha exposición colectiva con motivo do 20 aniversario da súa morte. Nun, (con reminiscencias de Goya) presento o fusilamento. No outro, os mesmos personaxes que lle disparan aparecen alonxados, mentres o fusilado figura como unha mancha de sangue para darlle máis forza" en un fondo ocre y amarillo otoñales, explica el artista.
Él, Ramón Trigo, es una de las 30 voces que ha elegido el director Adolfo Dufour para "Septiembre", el documental que -según el mismo señala- retratará "la tragedia de una familia y su lucha por reivindicar el nombre de José Humberto Baena. Su hermana, Flor, tiene claro que su hermano no fue un asesino sino un asesinado".
Sin embargo, ningún tribunal hasta el momento ha querido -ni siquiera- sentarse a analizar las pruebas para anular el consejo de guerra que en 1975 condenó a Baena a la pena capital acusado de asesinar un policía en Madrid y a pesar de que los testigos declararon que el joven no se parecía nada al asesino.
"Él era inocente", defiende Dufour, quien aclara que "nosotros no pretendemos ni aprobar ni desaprobar lo que ocurrió. El hecho objetivo es que de 1972 a 1975 en Galicia hubo una represión brutal que llevó a una serie de jóvenes a militar en una serie de grupos. Éste es un documental sobre todos los luchadores por las libertades democráticas".
En el caso de Baena, el gallego militaba en el Frente Revolucionario Antifascita y Patriota (FRAP). "Es cierto que este grupo reivindicó la lucha armada durante dos meses hasta que lo dejaron cuando murió Franco. Pero nadie ha demostrado que Baena estuviese implicado en nada. Simplemente, lo cogieron y lo utilizaron para vengarse", puntualiza el director.
Después de 33 años de su fallecimiento, su memoria sigue firme. El cementerio de Pereiró, a las seis de la tarde de mañana, sábado, acogerá un homenaje en honor de este "luchador por la libertad" que un 27 de septiembre de 1975 sucumbió a las balas.

 
inicio