27.7.10

COSECHA NEGRA PARA EL VERANO.

Manuel Blanco Chivite, escritor y editor, nos facilita una bibliografía seleccionada por él mismo centrada en los escritores menos conocidos o menos editados del género negro:


La Antología de Black Mask Magazine realizada y prologada por Herbert Ruhm (imprescindible para los buenos aficionados); la publicó Bruguera en su colección de bolsillo Misterio colección naranja, con el título de Detective Privado en 1981, creo que no hay otra edición.




Las tres grandes de las historias de gángsters (Crook Story):
El pequeño César de W.R. Burnett, hay varias ediciones (Noguer...)


Un hombre llamado Louis Beretti de Donald Henderson Cark, en Club del Misterio, de Bruguera, 1984.


Scarface de Armitage Trail, no editada en España, hay edición en Argentina no muy bien traducida, inencontrable (una joyita de mi biblioteca).




El ala izquierda de la época dorada del Hard Boiled:


Horace McCoy:
¿Acaso no matan a los caballos? (varias ediciones), Di adiós al mañana (Bruguera novela negra) Los sudarios no tienen bolsillos (La Cúa de Palla y Júcar).





Jim Thompson:
1280 almas, El asesino dentro de mi, En bruto, Ciudad violenta (Bruguera, ediciones B, Plaza Janés...), Aquí y ahora autobiográfica, como En Bruto, narra su vida como sindicalista.






David Goodis:
Viernes 13 (novela Negra, Bruguera).
Disparen sobre el pianista (En ed. Destino, Truffaut la llevó al cine) y varias en Versal (Rateros, muy recomendable) y en ediciones B.


Don Tracy:
Muy poco traducido, en colección Black de Plaza & Janés hay dos, El abrazo de la muerte y El odiado.


Chester Himes:
Más conocido. Para iniciarse: Algodón en Harlem, Por amor a Imabelle, Un ciego con una pistola


Ross MacDonald:
También más conocido (están en Alianza bolsillo)


Edward Andeson:
Son ladrones como nosotros, en Black.


Autores de los ochenta:


Donald Westlake: (en Júcar descatalogados, en Bruguera...).


Elmor Leonard: las mejores las primeras de él, en Versal (Jugar duro).


Ellroy y W. Mosley están más de moda ahora.


Mujeres:


La conocida Patricia Highmith y Sara Paretsky.




Los fundadores de la línea de "derecha":


Peter Cheyney:
Muy traducido en España durante los primeros años sesenta en G. P. policíaca. La primera de él, sin embargo, sólo se editó en Argentina, Este hombre es peligroso. Significativa de su talante, Noche de cumpleaños (ediciones diferentes en Plaza).


James Hadley Chase:
Muchas ediciones y de todo tipo (incluido en Aguilar): El secuestro de la señorita Blandish estableció su forma de hacer.


Mickey Spillane:
Se tradujo por primera vez en G. P. (Plaza & Janés) colección Alcotán. Aparecieron bastantes. De las más interesantes: La larga espera, Mi pistola es veloz, pero su Yo el jurado no salió hasta más tarde, creo que en Bruguera, es su canon y su catecismo.


En Francia, en su tradición propia, un autor de talante anarquista muy interesante: Leo Malet, en ediciones B El puente de Tolbiac y anteriormente El bulevar del esqueleto en Plaza. No creo que haya más traducidas.




En historias de gángsters, imprescindibles: Albert Simonin (Cuidado con la plata) y Auguste Le Breton (Rififí), la auténtica escuela francesa.


Los tres grandes (podrían añadirse otros) de la izquierda post-68 en Francia, asimilada ya la influencia norteamericana de Hammett:


Jean Patrick Manchette:
El asunto N`Gustro (sobre el caso Ben Barka),
Nada (de lo mejor), Cuerpo a tierra...




Jean F. Villar:
Bastilla tango (Júcar)


Didier Daenick:
Asesinatos archivados, fundamental (Júcar)


De Walter Mosley, más actual, El hombre del sótano. Entre los norteamericanos actuales, creo que son de lo más interesante y que todavía tienen que ver con el género negro (la mayor parte de lo que se publica es thrillers y una renovación de la novela enigma, (¿quién es el asesino?)): el citado Mosley y James Sallis (editado en Poliedro).




¡Ah!, y de los ahora rescatados Per Wahlöö y Maj Sjöwall:
Los terroristas, para mí la mejor y la última que editaron (todavía no ha sido recuperada). Edición en Versal (1987).

No hay comentarios:

 
inicio