26.2.11

LA SOSPECHOSA PREOCUPACIÓN DE OCCIDENTE POR LOS DERECHOS HUMANOS Y LOS PUEBLOS OPRIMIDOS QUE AMPLIAN MERCADO CON CHINA.

Los gobiernos occidentales tendrán muchos defectos; pero entre ellos no está una exquisita sensibilidad en lo referente a los derechos humanos de los súbditos que viven en países que posean materias primas de interés.
      ¿Desde cuándo ha empezado a importarnos las libertades civiles de los tunecinos, sirios, libios, egipcios, yemeníes, marroquíes, argelinos...? ¿Por qué hay tal unanimidad en defender la causa de los insurgentes, que tantas veces antes han sido masacrados, silenciados e ignorados?
      Como la geoestrategia es una ciencia con contornos precisos, donde entran los intereses financieros de las multinacionales y sus dividendos,  y jamás los derechos humanos ni nada que se le parezca, y como,   en el periodismo tradicional, es de rigor que  los corresponsales  ofrecezcan reportajes y análisis coloristas, de interés humano,  dignos del National Geographic, gracias al filón de los traductores y guías que contratan in situ, —que no están tan locos como para arriesgarse a un castigo ejemplar por bocazas—, y los análisis económicos no son del gusto del gran público, tendremos que conformarnos con los twitter que relatan las desiguales batallas entre manifestantes, pertrechados  con piedras, cánticos,  y un entusiasta deseo de libertad contra ejércitos y policías entrenados para matar con las armas que les han vendido los gobiernos occidentales, como el español.
      Afortunadamente esta bitácora no necesita ajustarse a las directrices  que dicten los accionistas de ninguna empresa editorial sobre los gustos y capacidad lectora del público, y podemos decir que las razones  para invadir  Irak fueron las medidas planteadas por Saddam Hussein para desbancar el dolar y utilizar el euro como moneda para las transacciones comerciales de los países productores de petroleo. A Estados Unidos, Ingleterra y España le importaba un guano el sufrimiento de los kurdos y los iraquíes bombardeados con fósforo blanco y otras armas químicas y bacteriológicas, y mucho menos las armas de destrucción masiva que pudiera tener Irak,  porque demasiado bien sabían que sólo poseía las que les vendían los traficantes de armas controlados  por los servicios secretos de los gobiernos  occidentales.
      Dejo aquí varios enlaces con las noticias que pudieran  estar en la base del súbito interés por los deseos y sueños de los jóvenes de los países árabes, coincidente con las inquietantes inversiones de China en el área:

No hay comentarios:

 
inicio