2.7.13

“Justicia es lo único que queremos, y que las mujeres denuncien para que esto no vuelva a pasar”

“Justicia es lo único que queremos, y que las mujeres denuncien para que esto no vuelva a pasar”


Son unas sabias palabras de unos padres que han tenido que pasar por el trance que los padres de Miriam les ha tocado pasar. Ver como su hija moría a causa de la puñaladas que momentos antes le infringía un "hombre" que decía "quererla y amarla", puñaladas que asentaba cerca de la casa donde habían convivido y en la que se encontraba un pequeño que aún no a cumplido un año de edad.

La mato porque no supo respetar un "NO" rotundo de Mriam a seguir con la relación que hasta hacia poco días, habían mantenido, Mriam en uso de su libertad, del derecho a dirigir su vida, había decidido acabar con esa relación.

Y una vez más un "hombre" no consentía que a la que hasta hace poco había sido su compañera y madre del hijo nacido de dicha relación, ejerciera tan elemental derecho como es la Libertad y como prueba de su "hombría" la cosía a puñaladas, el tantas veces dicho, como tantas veces llevado a cabo, "si no es para mi, no es para nadie" volvia hacerse realidad.

Una vez mas el NO de una mujer, acababa violentamente con su vida. Como si la mujer tuviera prohibido ese vocablo en presencia de un hombre. Cuantas y en tantas diferentes maneras no es respetado el NO de la mujer, acabando siempre este NO en diferentes formas de violencia y de torcer su derecho a decidir, sobre su vida, sus relaciones, su cuerpo.

Cuanto sin sentido acarrea las decisiones, libres, justas, meditadas, cuantas violaciones hacia al derecho a decidir de la mujer, que tiene ni más ni menos valor, que el decidir de los hombres, 
Hoy se celebra una manifestación en Jerez, su pueblo, en que se quiere gritar que no podemos seguir impidiendo el NO de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad, que este asunto no se puede dejar para mañana, que no se puede postergar ni un día mas.

Y es la sociedad en su conjunto, la que ha de poner los medios para que esto no se repita, pero nuevamente llegamos tarde, pues un hecho similar a ocurrido en nuestra sociedad.

Porque el basta debe recorrer la la columna de la sociedad desde los pies a la cabeza, del techo al suelo, y en ello deben estar todos los sectores de la sociedad, sin que halla alguno que mire a otro lado.

Y como muy bien expresaron los progenitores de Mirian, esta es una manifestación que pide JUSTICIA y no VENGANZA, no salimos a la calle para que se incumpla la ley, bien al contrario, salimos para que la Justicia que ya comenzó su trabajo  lo siga haciendo hasta el final, como dicta la ley.

Nada de leyes del Tailón, del ojo por ojo, que lo único que haría es sumar otra sin razón a lo ya acontecido.

Es hora de que la justicia hago su trabajo, sin interferencias, como lo viene haciendo hasta hora. Y que el homicida sea condenando por su crimen.

Y es hora también, de que la sociedad civil y de ella los hombres fundamentalmente,  debe tomar conciencia de que la libertad es la misma en los dos sexos y que tanto vale un NO del hombre como de la mujer,

No podemos seguir dejando atrás a lo que representa más del 50 % de la población. Poniéndole más dificultades, cuando no hacerlo imposible, el acceso a muchas parcelas de la sociedad.

Ese más de 50 % de la población no puede seguir pasando por tan fatales circunstancias como Mirian y aún peores, como esta sucediendo al convertir en leyes preceptos de cualquier religión, no solo la islámica, los católicos intentan a través del PP el retroceso en leyes que son fundamentales para el desarrollo personal de la mujer.

Que el recuerdo de lo sucedido a Mriam, no se quede en el recuerdo y homenaje de un día, si no que sea luz que ilumine un sendero para la igualdad y la desaparición de la violencia hacia la mujer.

Jerez 2 de Julio 2013

Pedro Calvillo Serrano.  

No hay comentarios:

 
inicio