26.1.10

DE LA IZQUIERDA PLURAL A LA IZQUIERDA DIVIDIDA

"Divide et vinces", divide y vencerás, dijo, como resumen de su lógica militar, Julio Cesar, que debía saber mucho de estrategia,. ¿Y quién no sabe qué la unión hace la fuerza?.


Con esta preocupación miro a la izquierda y me satisface comprobar la fluidez con que permite el encuentro de su potencialmente poderosa riqueza ideológica, pero hay quien lo percibe como un perpetuo desencuentro.


Y en efecto a un lado se pierden los que atrapados por el “voto útil”, ceden al chantaje de una ley electoral que valora cinco veces más el voto a los grandes partidos como el PSOE que a los pequeños como IU, junto a los que aterrados por la idea de que avance la más rancia “derechona” regalan el voto a un PSOE que guarda las políticas de izquierdas exclusivamente para decorar los programas políticos de las campañas electorales. Al otro se escapan los escépticos, los que temen que su voto se utilice para los intereses particulares de los adictos a la poltrona, practicantes del engaño, las miserias, el pasilleo, las presiones y la más escandalosa falta de principios. Son los y las que decepcionados de tantas conferencias y congresos fraudulentos no quieren apoyar estructuras antidemocráticas, verticales, machistas, y herméticas, porque aunque el papel lo aguanta todo, ya no se creen las promesas de estatutos, y documentos programáticos.


Y mientras tanto la angustia de los parados se disimulan tras vertiginosas pero frías cifras que cada día aumentan, sin darnos tiempo a precisarlas como si a nadie le importara, y no pasa nada.


¿Me pregunto hasta que punto hemos sido engullidos por el sistema. ¿Es que ya nadie considera viable primar el bien común sobre los intereses particulares? ¿Todos somos convencidos neoliberales? ¿No hay nadie dispuesto a luchar contra la ley de la selva? ¿Dónde está hoy la fuerza de los puños reivindicativos?.


Y sigue estando ahí, deliberadamente fragmentada por los intereses de “los ricos”. La lucha entre el capital y los trabajadores sigue actualmente más vigente que nunca, y la prueba es la desproporción de recursos empleados en reducir la presencia de la izquierda a grupúsculos anecdóticos de “anacrónicos” románticos, acallándola mediáticamente, desacreditando sus principios, y ¿Cómo no? Siguiendo las enseñanzas del ilustre estratega: dividiéndola.



Mila Carrero

Órdenes e ideas

Recuperar la dignidad social es hoy un menester urgente. La dignidad social reside en los pueblos y en los individuos. Sin ella viven en la derrota. Un pueblo al que se le arrebata la dignidad se le deja sin alma. Esa es, al menos, la pretensión de quien le viola. De ahí las violencias con que pueden responder los agraviados. Como siempre en estos casos en que un concepto verbal es distorsionado malévolamente para transformarlo de derecho en delito, recurro en principio al correcto significado lingüístico que ha de darse a ese concepto. Hay que someter la lengua también al escáner. Dignidad: «Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse». Ahora sigamos el viaje. Recuperar la dignidad social es quizá el primer trabajo revolucionario en un mundo de cazadores desaprensivos; de falsificadores. Urge, por ejemplo, recuperar el uso de la dignidad mutua cuando se trata de intercambiar seriamente ideas. Ver en las propuestas del adversario una sencilla intención de intercambio de pareceres en torno a cosas y situaciones constituye una exigencia elemental para abrir camino a algún tipo de creación moral. Ser digno y creer digno al otro. No se puede transformar en insidia o atentado lo que no es más que propuesta; no se debe interpretar como perfidia lo que precisamente trata de clarificar una situación compleja o confusa. Es cierto que siempre hemos de producirnos con prudencia previsoria, pero teniendo en cuenta que la oferta de diálogo, por ejemplo, no tiene más prueba en contra de su previsible buena fe que la contradicción que siga en el ejercicio de la idea postulada. Y esa prueba en contra no se inicia con una precoz especulación vaporosa, maliciosa o frívola, cuando no nutrida por apetencias alimentadas insidiosamente -por ejemplo la pretensión de dominio- y que ya desvelan su primera voluntad malintencionada sometiéndolas a la poderosa presión inicial de medios coactivos por instituciones determinantes. Un ejemplo preciso al respecto: la promulgación de la Ley de Partidos. Otro ejemplo: la predeterminación del ejercicio judicial. Proceder con indignidad, es decir sin gravedad y sin decoro en este escenario, con afán de desmerecimiento, equivale a destruir la trabazón y el vigor sociales en cuyo seno han de robustecerse la democracia y la libertad. Es destruir el cuadro envileciendo el marco.
Durante las últimas semanas la izquierda abertzale ha hecho públicas una serie de propuestas para desbrozar el camino que permita la incorporación de miles de vascos al menester político, del que han sido separados por leyes deshonestas y actuaciones inadmisibles. Esas propuestas son consecuencia de un debate abastecido públicamente con razones que deben ser tomadas en cuenta en el ámbito del poder para producir el enriquecimiento político, a no ser que este poder haya decidido reducir el ámbito del juego político a su propia conveniencia y mediante armas indecorosas. La publicación de las intenciones de la izquierda abertzale de defender pacíficamente en el marco cívico e incluso institucional su postura nacionalista o sea soberanista, ya que los dos términos son sinónimos en el análisis del lenguaje, ha sido recibida con un claro rechazo inicial apelando a que esa izquierda maniobra a las órdenes de la organización armada ETA. Es más, el argumento de sumisión a ETA produjo la ilegalización de partidos sólidos, con lo que esa ilegalización ha producido en cadena la ilegalización de todos los que se produzcan con confluencia ideológica con los ilegalizados. Así se ha construido un muro que impide el libre contraste de las ideas ya sea en la calle o en las instituciones vascas, lo que ha producido una situación de emergencia nacional a cuya sombra los poderes represores tienen vía libre para neutralizar a una ciudadanía muy extensa.
Esta es la situación en que, además, se exige una condición degradante: que nunca se produzca una identidad siquiera verbal con ETA. Es tremenda esta exigencia de la castración unilateral del lenguaje, en el que tantas cosas pueden significar tantas cosas. Más aún, los represores exigen que se pruebe la absoluta libertad respecto a ETA mediante un expediente tan elemental como agraviante: que se condene a la organización armada por su violencia, lo cual supone admitir que hasta ahora el abertzalismo de izquierda ha estado dirigido por un afán violento, en el marco de una sumisión elemental y solamente supuesta por coincidencias verbales tan comunes a muchos vascos como es la petición de independencia; aparte que entrar en el alma del acuciado con una petición tan maliciosa, por apoyarse en un distinto valor jerárquico -ciudadanos que mandan y ciudadanos que obedecen- equivale a una rendición indebida y absurda, ya que en momento alguno se solicita a la vez como condenable la palmaria violencia contraria, ejercida de mil modos distintos por las instituciones invadidas y, tras ello, invasoras.
Durante las últimas semanas la izquierda abertzale ha sufrido una persecución que nos regresa a épocas de memoria dolorosa en la historia de España. Una época en que la razón se deducía de las órdenes previa y globalmente aprobadoras o condenatorias y las ideas aprisionaban las palabras en un cercado en que se triaba lo válido y lo inválido.
La cuestión es ésta: ¿los abertzales de izquierda reciben órdenes o tienen ideas? Parece absurdo que una masa tan amplia de ciudadanos como la que integran ese abertzalismo, amén de los que están con ellos en la defensa de la vasquidad, constituya un puro mecanismo de transmisión. De aceptar esta disparatada hipótesis podría plantearse si los votantes socialistas son una estricta e inerte herramienta del Gobierno de Madrid en vez de constituir la razón de ese Gobierno. Es una meditación que tendrían que hacer el Sr. Zapatero y los que manejan el aparato del partido. Los habilidosos creadores de conspiraciones quizá aleguen que los dirigentes del abertzalismo son investidos de su dirección por ETA, lo que jamás ha sido demostrado materialmente sino mantenido mediante juegos elementales de lógica infantil. Es más, la ideología abertzale es previa históricamente a la aparición de ETA, que fue constituida por una minoría combatiente que estimaba ineficaz el solo camino de la acción política. Esto último que dejo escrito negro sobre blanco está avalado por el giro que se ha dado a la desaparición violenta de «Egunkaria», cuya dependencia de ETA ha resultado insostenible. A mí me gustaría saber qué van a hacer socialistas y «populares» a medida que los presos políticos que tienen en prisión no puedan ser acusados seriamente de militancia formal o secundaria en la organización armada y que toda confluencia con la misma se derive de una cierta concordancia de ideas plenamente políticas y que son mantenidas por partidos legales, al menos hasta ahora, así como por voluminosas masas de ciudadanos que han decidido manifestarse enérgicamente en la calle. España está convirtiéndose, merced a su furia represora en Euskadi, así como por sus fracasadas políticas en otros numerosos ámbitos, en un Estado cada vez menos apreciado en Europa. España une a la furia el ruido, lo que la deja sin credibilidad alguna. La falta de consistencia ideológica de Madrid hace que sus movimientos susciten la sorpresa o la ironía en los ámbitos internacionales. Supongo que de todo ello hará la meditación correspondiente el Sr. Zapatero mientras asista al desayuno religioso a que ha sido invitado por el Sr. Obama, a cuyo entorno irónicamente vengativo podría atribuirse este hermoso y espiritual acontecimiento.

19.1.10

PROYECCIÓN "SEPTIEMBRE DEL 75" EN BARCELONA.


Solidaridad con las Últimas Víctimas del Franquismo os invita a hacer difusión de la proyección de este imprescindible documental, que 35 años después de las últimas ejecuciones del franquismo nos explica a través de la vida y muerte de una de las últimas víctimas del fascismo, Xosé Humberto Baena, como sucedieron aquellos hechos y la lucha por la Verdad, la Justicia i la Reparación de su familia, a través de documentación y de los testimonios de algunos de los protagonistas involuntarios de aquellos terribles días de septiembre donde se consumaron los asesinatos de cinco luchadores antifascistas.




  • Fecha 26-01-2010
  • Lugar: 8ª planta Il·lustre Col·legi d'Advocats de Barcelona (c/ Mallorca, 283)
  • Horario: 19.00 horas

16.1.10

PROPAGANDA ILEGAL. Nueva Presentación en Madrid.


PROPAGANDA ILEGAL.
Itinerarios de Prisiones. (1972 - 1975)
de Luis Puicercús Vázquez.
http://www.nodo50.org/edicioneselgaraje/
Presentación en Madrid:
Día 22 de enero de 2010, viernes, a las 19,30 h.
En los locales de la Asociación de Vecinos de Quintana,  
Calle Elfo 132. Metro Pueblo Nuevo

¿TÚ TAMBIÉN ERAS DEL FRAP? a modo de presentación del autor.

Presentación de EL EMIR 11-M-04 en Bilbao. Librería ELKAR.


El próximo  28 de enero, jueves, tendrá lugar la presentación de EL EMIR 11 M 04 en BILBAO. 
Librería ELKAR de la c/ Licenciado Poza nº 14, a las 19h.

Están todos invitados.





10.1.10

Valladolid acoge el jueves la proyección de 'Septiembre del 75', sobre fusilados durante la dictadura franquista

La capital vallisoletana acogerá el próximo jueves, día 14 de enero, la proyección del largometraje de Adolfo Dufour Andía 'Septiembre del 75', película que narra la historia de varios fusilados durante la dictadura franquista.

   De este modo, según los datos aportados por el Ateneo Republicano de Valladolid y recogidos por Europa Press, el acto se llevará a cabo el próximo jueves a partir de las 19.00 horas en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho.
   Así, en el acto participarán, además del director del largometraje, los protagonistas Manuel Blanco Chivite, condenado a Muerte, y Pablo Mayoral, condenada a 35 años de cárcel, además de Doris Benegas, letrada de la familia de Xosé Humberto Baena, ejecutado en 1975.
   'Septiembre del 75' es un largometraje de Adolfo Dufour Andía, premiado en el ciclo 'Tiempo de Historia' de la Semana Internacional del Cine de Valladolid (Seminci) 2009 y gira en torno a los consejos de guerra sumarísimos celebrados antes de los últimos fusilamientos del franquismo.
   Asimismo, las mismas fuentes recordaron que Flor Baena, la hermana de Xosé Humberto Baena, prosigue la "incansable lucha" que determinó la vida de sus padres durante los últimos años de su vida: "reivindicar la inocencia y la memoria de Xosé", militante del Partido Comunista de España y miembro del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP).
   El 27 de septiembre de 1975, tras un Consejo de Guerra Sumarísimo "en las postrimerías del franquismo", fue ejecutado tras ser acusado de "llevar a cabo la acción armada" que termino con la vida del policía Lucio Rodríguez.
   "En el proceso no se presentaron pruebas materiales ni testigos. Xosé Humberto siempre mantuvo ante su familia que era inocente", continúan las mismas fuentes.

 
inicio